Turismo en Extremadura, Experiencias y Sugerencias

Turismo en Extremadura


Deja un comentario

EXTREMADURA FIN DE SEMANA: FESTIVAL DE LOS CONVERSOS EN HERVÁS

     Hervás celebra del 4 al 7 de julio la XVII edición del Festival de los Conversos. Este año será representada en estreno mundial “La Calumnia”, del dramaturgo extremeño Miguel Murillo. La obra está basada en hechos históricos que sucedieron en el año 1506 y que generaron un proceso inquisitorial por el robo y ultraje de una hostia consagrada, atribuida a cristianos nuevos de Aldeanueva del Camino y Hervás.

 Festival Los Conversos 2013

     El Festival empezó a celebrarse en 1996 y desde entonces se han representado tres obras: “Los Conversos” y “La Conversa de Hervás”, del dramaturgo Solly Wolodarsky, y “La Estrella de Hervás” del autor extremeño Miguel Murillo.

     Este año se efectuará un ensayo general el jueves día 4, al que seguirán tres representaciones el viernes, sábado y domingo, con entradas a 5 euros. Todas las representaciones empezarán a las 11 de la noche y el escenario será el singular Barrio Judío, declarado Conjunto Histórico Artístico y elegido uno de los mejores Rincones de España en 2013 por la Guía Repsol

     El sábado se ha organizado también el Mercado Los Conversos, abierto desde las 12 hasta las 10 de la noche en el mismo Barrio Judío. El mercado contará con numerosos puestos de venta y con una serie de actividades de ambientación y animación de calle, con títeres, pícaros y saltimbanquis. La animación toma como idea central el carro de la farsa, simulando la llegada de un grupo de comediantes trashumantes a la feria que se está desarrollando en Hervás.

     El mismo día, la Asociación de Turismo Valle del Ambroz ha organizado un Certamen de Pintura Rápida, la Escuela Taller “Valle del Ambroz V” hará una Demostración de Cestería Artesana y la Asociación de Vecinos del Barrio Judío y la Asociación de Mujeres Valdeamor ofrecerán una Degustación Gastronómica.

     Más información sobre el programa en la web de la Oficina de Turismo de Hervás.

Anuncios


Deja un comentario

FIESTAS Y FESTIVALES: CONCILIAR EL INTERÉS TURÍSTICO Y EL CULTURAL

   En Extremadura se celebran cada año más de cien fiestas y festivales con un mayor o menor contenido cultural y con una relativa capacidad de atracción de visitantes de dentro y de fuera de la región.

 Womad 2012

   Esta doble función de dinamizar la vida cultural y de atraer turistas hace que estén apoyados por las entidades públicas que, en muchos casos, son también las promotoras y organizadoras. Otros son promovidos por asociaciones culturales que les dedican trabajo y recursos sin afán de lucro o por asociaciones de empresarios turísticos que ven en ellos oportunidad de incrementar sus ingresos.

   Sea quien fuere el organizador, lo importante para que estos eventos cumplan su doble objetivo es que haya coordinación entre los intereses de unos y otros, pues con ello se conseguirá la participación de más personas y se obtendrá más rentabilidad de los fondos públicos y privados que se utilicen. Naturalmente, esto no es fácil y más de una vez se producen conflictos, fruto de los legítimos intereses de quienes desean primar el carácter cultural y de quienes pretenden potenciar su rentabilidad económica.

   Como ejemplo de estos conflictos, señalaremos dos casos conocidos por todos. El primero es el Womad, un festival que, a juicio de las asociaciones culturales, ha perdido prácticamente todo su contenido cultural, por lo que debería convertirse en un festival con marca propia, destinando el dinero que ahora se paga por los derechos a traer grupos más representativos de la música de todo el mundo. Sin embargo, a juicio de los empresarios turísticos, el Womad ya está asociado a Cáceres y provoca la llegada de miles de visitantes que no vendrían a otro festival, pues, en el mejor de los casos, éste tardaría años en conseguir igualar el tirón mediático y popular que tiene el actual.

   El otro es la única fiesta declarada de Interés Turístico Nacional, la Fiesta del Cerezo en Flor en el Valle del Jerte. Empezó a celebrarse en los años setenta como una fiesta de un día, cada año en un pueblo de la Mancomunidad. Esto provocaba una ingente concentración de visitantes, haciendo imposible la circulación por las carreteras y el acceso a los establecimientos turísticos. Para evitar estos problemas y obtener más rentabilidad de la fiesta, se fueron alargando los días de celebración y en la actualidad son quince días de actividades en diversas localidades, lo que prolonga y reparte las visitas.

   En conclusión, creo que lo más adecuado es intentar conciliar los dos objetivos y eso sólo se consigue con la participación en la organización de los eventos de todos los interesados: asociaciones culturales, organizaciones empresariales y administraciones públicas.